Top

Ayudas para el fomento de Autoconsumo energético de empresas industriales

El objetivo de estas ayudas es reducir el consumo energético e incrementar la competitividad de las empresas industriales madrileñas.

BENEFICIARIOS

Podrán acogerse a estas ayudas las empresas que dispongan de al menos un centro de trabajo en la Comunidad de Madrid y que desarrollen las actividades que se indican a continuación:

  1. a) Actividad encuadrada en la Sección B (Industria Extractiva), Divisiones 5 a 8 y Sección C (Industria manufacturera), Divisiones 10 a 32 de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE 2009), aprobada por Real Decreto 475/2007, de 13 de abril.
  2. b) Empresas de prestación de servicios al sector industrial, encuadradas en la Sección H (Transporte y Almacenamiento), División 52 de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE 2009), aprobada por Real Decreto 475/2007, de 13 de abril.

ACTUACIONES Y GASTOS SUBVENCIONABLES

Se considerarán subvencionables las siguientes instalaciones de autoconsumo energético en empresas industriales:

a)  Solar térmica de baja temperatura

b)  Solar fotovoltaica

c)  Cogeneración

Se considerarán costes elegibles los correspondientes a los equipos e instalaciones, motores/turbinas, tendidos eléctricos y conexiones, así como montaje, obra civil asociada, puesta en marcha, dirección e ingeniería de proyecto, documentación técnica, manuales de uso y operación y tramitaciones de permisos y ayudas.

PERIODO DE REALIZACIÓN DE LA INVERSIÓN SUBVENCIONABLE

Serán subvencionables las actuaciones realizadas hasta el 20 de noviembre del ejercicio en el que se solicite la ayuda.

CUANTÍA DE LAS AYUDAS

Las ayudas consistirán en subvenciones de concesión directa sobre los gastos  subvencionables.

La cuantía será el 30% de la inversión subvencionable, con el límite máximo de 50.000 euros por proyecto y beneficiario.

Las empresas, empresarios autónomos, sociedades cooperativas, instituciones sin ánimo de lucro y otras entidades que desarrollen una actividad económica no podrán superar el límite de 200.000 euros para el mismo beneficiario durante un periodo de tres ejercicios fiscales.