Top

Claves de iluminación para el cuidado de los ojos

La luz afecta directamente a la salud, al rendimiento, el estado anímico y al confort. Diversos estudios han demostrado que el ciclo biológico del cuerpo humano está directamente relacionado con la iluminación.

El ojo tiene en la retina unos fotorreceptores que se activan con la luz y el cuerpo interpreta, según su temperatura de color, si debe activarse o relajarse. Pero… ¿qué tipo de iluminación debemos poner en cada espacio? Los expertos de SULION, compañía española experta en luminarias decorativas dan algunas claves a tener en cuenta:

  • Dormitorio: para relajar el cuerpo y la es aconsejable instalar luminarias con luz cálida 3000K (amarilla). Esta temperatura de color en la luz es interpretada por el ojo con la noche y el momento de descanso. “El objetivo es preparar el cuerpo para dormir y que comience la segregación de melatonina que influye directamente en los ciclos del sueño. No obstante, aunque invite a la relajación, la luz tiene que ser suficiente para no forzar la vista”, explica Anne Cheneviere, Product Manager de Producto Decorativo de SULION.
  • Cuarto de estudio: la mejor luz para estudiar y leer es la que permite al ojo relajarse sin hacer un sobreesfuerzo. La mejor iluminación para el estudio es la que ilumina el libro o documento de forma directa y desde arriba o desde “nuestra cabeza”. “Para el estudio aconsejamos una lámpara de luz blanca neutra, en torno a los 4000K que son las más parecidas a la luz solar en la etapa central del ciclo. Como mínimo, la fuente de luz ha de tener 400 lúmenes, independientemente de su tecnología”, expone Cheneviere.

Más información: https://sulion.es/