Arriba

Domya repasa las características y claves de ahorro energético de los edificios inteligentes

Los edificios inteligentes, llamados también Smart Buildings, son aquellas edificaciones que cuentan con instalaciones y sistemas automatizados que permiten un control y gestión remota.

Cuando se habla de edificios inteligentes, además de señalar una alternativa futura, se refiere a edificios en los que se pretende incrementar la eficiencia energética para garantizar la sostenibilidad, la usabilidad, la accesibilidad y la seguridad de las personas que habitan en ellos.

Asesoramiento sobre puertas rápidas

De esta forma Domya, instalador de puertas automáticas y puertas rápidas integrado en AECIM, realiza un asesoramiento de la mejor puerta automática sin contacto para cada instalación según la normativa vigente.

Las puertas rápidas o puertas de lona pueden ser enrollables o apilables, según las características que necesitemos en cada instalación se recomendará un tipo u otro, pero ambas opciones son ideales para evitar y minimizar el contagio de Covid19 u otros tipos de bacterias y virus ya que con su apertura sin contacto o contacless se garantiza la máxima higiene al no tener ningún tipo de contacto físico con la puerta.

Características de los edificios inteligentes

Si bien una gran mayoría de estos edificios son oficinas, la tendencia actual es a que todas las construcciones se conviertan en edificios inteligentes: tanto viviendas como naves industriales, espacios deportivos, culturales, de ocio, sanitarios y de administración pública y privada.

En los proyectos de edificios inteligentes se involucran en su construcción o adecuación profesionales de diversas disciplinas, no solo arquitectos o ingenieros civiles, también ingenieros de telecomunicaciones o informáticos, industriales y otros técnicos, que pueden integrar en las instalaciones los sistemas necesarios de automatización.

Estos sistemas de automatización incluyen la domótica y la inmótica, que dan la posibilidad de monitorizar el funcionamiento integral del edificio, control y seguimiento continuos, y la centralización de los datos para su supervisión.

¿Para qué sirve un edificio inteligente? Sirve para integrar en sistemas remotos de control factores como la climatización, la electricidad, la iluminación, la seguridad, el control de acceso, telecomunicaciones y multimedia, así como elementos informáticos, con el objetivo de mejorar la eficiencia energética.

Es así que un edificio inteligente incorpora una diversidad de tecnologías, entre ellas el análisis predictivo e Internet de las Cosas (IoT). Con estas tecnologías es posible integrar sistemas de control y anticipar problemas de cualquier tipo, para ejecutar las soluciones lo más pronto posible.

Si aún no entiendes para qué sirve un edificio inteligente, te explicamos más detalladamente lo que los caracteriza:

Eficiencia energética en los edificios inteligentes

Los edificios inteligentes disponen de sistemas de ahorro energético, tanto de agua como de electricidad, que permiten monitorizar el uso y el gasto diario. Así, se adaptan a las necesidades de sus habitantes.

Edificios inteligentes y seguros

Los proyectos de edificios inteligentes incorporan sistemas para el control de acceso, puertas automáticas, ventilación automatizada, sistemas de control de incendios, entre otros, dando como resultado en edificios muy seguros.

Centralización e integración

Cada planta del edificio tendrá su sistema de control, pero conectado a un sistema central del edificio. Eso permite la optimización de la edificación.

ventajas y desventajas edificios inteligentes

Flexibilidad

Los proyectos de edificios inteligentes deben ser escalables, es decir, construidos con la suficiente flexibilidad para ir incorporando las nuevas tecnologías a medida que surgen.

Ergonómicos

Están diseñados para contribuir a una mejor usabilidad y comodidad con sistemas de iluminación, puertas inteligentes, accesos para personas con discapacidad, y todo lo necesario para que las personas estén cómodas.

Tecnologías que los edificios inteligentes deben incorporar

Si se quiere saber para qué sirve un edificio inteligente, basta con analizar un poco las tecnologías que integra para garantizar su sostenibilidad y mejorar el rendimiento:

IoT

El Internet de las Cosas permite que multitud de dispositivos y sensores se conecten a través de internet, y funcionen mediante órdenes.

Arquitectura de estándar abierto

Se refiere a la arquitectura de los sistemas informáticos, es decir, la base de datos central deberá admitir compatibilidad con sensores y dispositivos.

Análisis predictivo

Los datos recogidos por la IoT permiten predecir comportamientos, como usos probables de distintos sistemas y cómo evolucionan en el tiempo.

Sistemas inteligentes de gestión

Se encargan de que el sistema opere correctamente. Son el cerebro de los edificios inteligentes que gestiona todos los demás sistemas integrados; procesa los datos y decide aquello que generará una mayor optimización a todo nivel en el edificio.

Iluminación inteligente

Puede ser también ventilación o climatización. Son sistemas que reaccionan a los cambios de luz, de temperatura, de calidad del aire o de humedad y adaptan su intensidad automáticamente. Pueden controlarse mediante APPS.

Next Generation Power

Es un sistema de electrificación inteligente que los proyectos de edificios inteligentes deben poner en funcionamiento. Las conexiones eléctricas se hacen mediante cables de red, y así no solo se monitoriza el consumo energético, sino que también se produce.

Es muy útil para optimizar de forma sencilla el consumo energético.

proyectos de edificios inteligentes

Edificios inteligentes ventajas y desventajas

Como en todo, hay cosas buenas y malas, y en los edificios inteligentes ventajas y desventajas existen a la par. Veamos cuáles son:

Ventajas

Ya mencionamos que en los edificios inteligentes todos los sistemas están conectados, automatizados e integrados, desde la iluminación, climatización y agua hasta la seguridad y el acceso.

Eficiencia energética

Se ahorra en consumo de energía entre un 5 y un 35 %, pues está diseñado para operar independientemente de las condiciones internas y externas de la estructura.

Control más eficaz

Los sensores térmicos, cámaras de seguridad, control de acceso a personas no autorizadas, todo esto está conectado a un sistema centralizado que permite ajustar el uso de los recursos, optimizándolo.

Auditorías

Los sistemas de los edificios inteligentes admiten monitorizar los parámetros energéticos en tiempo real, lo que significa un acceso y administración remota desde cualquier lugar.

Mantenimiento predictivo

Una de las cosas para que sirve un edificio inteligente es precisamente un mantenimiento predictivo sencillo, basado en los sensores inteligentes. Estos sensores pueden detectar el rendimiento del edificio y activar los protocolos de mantenimiento antes de activarse la alerta.

No es necesario que algo deje de funcionar para hacerle mantenimiento, y eso ahorra tiempo y dinero a medio y largo plazo.

Incremento del valor del edificio

Como un activo, el valor de un edificio se incrementa cuando las tecnologías de domótica se ponen en funcionamiento en él.

para que sirve un eidifico inteligente

Desventajas

Edificios inteligentes, ventajas y desventajas: ahora hablemos de lo negativo.

Costes elevados

La tecnología a poner en marcha en los edificios inteligentes genera gastos grandes. Es una de las principales desventajas, pues en la actualidad aún las personas que pueden enfrentar este tipo de gastos son relativamente pocas, en comparación con el grueso de la población.

Dificultad de manejo

Si bien cada vez es más natural la tecnología en nuestras vidas, aún se percibe como un obstáculo para muchos. En un edificio inteligente el nivel de tecnología es muy alto, y no todo el mundo se siente capaz de adaptarse a un entorno completamente automatizado.

Vulnerabilidad

Es bien sabido que los hackers pueden quebrantar cualquier sistema de seguridad. En este sentido, penetrar el sistema de un edificio inteligente puede ser relativamente sencillo.

Por ello la seguridad es un factor que debe mejorar continuamente.

Fallos en la electricidad

La dependencia de los edificios inteligentes a la electricidad es total; si hay un fallo eléctrico, todo el sistema puede colapsar.

Por otro lado, pueden presentarse riesgos de fallos en los sistemas electrónicos que signifiquen errores en la administración de energía, en los sensores, en el almacenamiento de la información, etc.

En Domya colaboran en diferentes proyectos que demandan una solución de puertas automáticas batientes para el acceso de personas a los edificios. Con la instalación de puertas automáticas se consigue confort, seguridad y accesibilidad.