Top

El ámbito de aplicación RAEE se amplía al 15 de agosto

Las empresas que pongan por primera vez en el mercado aparatos eléctricos y electrónicos, pilas y baterías deben hacerse cargo de la correcta gestión del residuo al final de su vida útil. 

El RD 110/2015 sobre aparatos eléctricos y electrónicos (AEE), tales como: electrodomésticos, equipos informáticos y de telecomunicaciones, aparatos de alumbrado, aparatos eléctricos (motores eléctricos, enchufes, interruptores, inversores, sensores, dispositivos de emergencia, material eléctricos de baja tensión, etc), paneles fotovoltaicos y otros productos AEE, establece, entre otras obligaciones,  que los productores y/o importadores de este tipo de material  tienen que hacerse cargo de la financiación y correcta gestión de los productos que ponen en el mercado cuando llegan al final de su vida útil.

En lo referente a las pilas y baterías, así mismo establece las mismas obligaciones pero relativas a la puesta en el mercado de este tipo de productos y reguladas por el RD 106/2008 y modificado parcialmente por el RD 710/2015, tanto si se venden por separado como si están incluidas en aparatos y vehículos.

A partir del 15 de agosto de 2018 el alcance de la aplicación del Real Decreto se amplía, en el denominado ámbito abierto, a todos los AEE excepto aquellos que se encuentran explícitamente excluidos.

Los productores o importadores de AEE tienes nuevas responsabilidades, entre otras:

  • Adoptar las medidas necesarias para que los residuos de productos por él puestos en el mercado sean recogidos de forma selectiva y tengan una correcta gestión ambiental.
  • Financiar los costes de dicha gestión
  • Inscribirse en los Registros Nacionales de Productores de Aparatos Eléctricos y Electrónicos y de Pilas y Acumuladores gestionados por el Ministerio de Industria denominados: RII-AEE y RII-RPA.
  • Declarar a dichos registros de forma trimestral información relativa a las cantidades de productos puestas en el mercado nacional.
  • Cumplir con los objetivos de recogida establecidos.

Otra de las novedades de la norma aprobada es que los establecimientos de venta de aparatos eléctricos y electrónicos deberán aceptar gratis los aparatos ya usados muy pequeños, si disponen de un establecimiento de más de 400 metros cuadrados y sin que el consumidor deba comprar otro a cambio. Asimismo, y por primera vez, la venta de aparatos eléctricos o electrónicos a través de Internet, deberá garantizar también que los compradores puedan entregar los residuos que generen de igual manera que en las tiendas físicas.

Por otro lado, el Real Decreto incorpora elementos para hacer posible la mejora del control y supervisión por las administraciones públicas de la gestión de estos residuos. Para ello, crea una Plataforma Electrónica en la que se incluirán los datos de la recogida y gestión de RAEE