Top

Principales medidas del RDL 8/2019 sobre protección social y registro de la jornada laboral

El BOE del pasado 12 de marzo se publicó el Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. Entre los aspectos más destacados del Real Decreto-Ley se recoge la modificación del subsidio por desempleo en los siguientes aspectos:

– Reducción de la edad de acceso de 55 a 52 años.

– Supresión del requisito de tener cumplida la edad de 52 años en el momento del hecho causante, posibilitando su acceso cuando se cumpla esa edad, siempre que haya permanecido inscrito ininterrumpidamente como demandante de empleo en los servicios públicos de empleo.

– Incremento de su duración máxima, de modo que pueda percibirse hasta el cumplimiento de la edad ordinaria de jubilación, en lugar de hasta el momento en que la persona beneficiaria pueda acceder a cualquiera de las modalidades de pensión contributiva de jubilación (incluida, por tanto, la jubilación anticipada), como ocurría anteriormente.

– Eliminación de la consideración de las rentas de la unidad familiar para el acceso al subsidio.

El texto contempla asimismo un incremento de las cuantías mínimas de las pensiones de Incapacidad permanente total derivadas de enfermedad común para menores de sesenta años, en su modalidad contributiva, quedando fijadas para 2019 en las siguientes cuantías: con cónyuge a cargo o sin cónyuge (unidad económica unipersonal) 6.991,60 euros; y con cónyuge no a cargo, 6.930,00 euros.

Con respecto al fomento del empleo se recoge la bonificación por la contratación de desempleados de larga duración (inscritos en el paro al menos doce meses de los dieciocho anteriores), si bien para la aplicación de este incentivo los requisitos son muy complicados: la duración del contrato ha de ser de al menos 3 años y ha de mantenerse el nivel de empleo en la empresa durante, al menos, 2 años.

La cuantía de la bonificación asciende a 1.300 euros al año (1.500 si es mujer) y su entrada en vigor está prevista para el próximo día 01/04/2019.

Otra de las principales novedades del RD es la obligación de registrar diariamente la jornada de trabajo, que hasta ahora solamente existe para las horas extraordinarias y el tiempo parcial. La empresa debe registrar diariamente el inicio y el fin de la jornada de trabajo de cada trabajador.

La organización y documentación de este registro (que deberá conservarse cuatro años) se deja a la negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores. Todos los trabajadores pueden acceder a dichos registros.

Esta obligación surtirá efectos en el plazo de dos meses desde la publicación del Real Decreto-Ley.