Arriba

QMAX, el software de Quimel que gestiona el mantenimiento desde una nueva perspectiva

Ahora que la digitalización ha llegado definitivamente a la industria, se han multiplicado las opciones de software para ayudar a los departamentos de mantenimiento en su difícil labor. Sin embargo, casi todas estas opciones adoptan un mismo enfoque: el del uso de las tecnologías de la información para la gestión de los calendarios y el registro de las intervenciones.

Sin duda, esta opción mejora la eficacia en algunos aspectos, pero no deja de ser, en el fondo, lo mismo que se ha estado usando ya durante años en la gestión de almacenes, una evolución no demasiado profunda de lo que en muchas empresas se hace con hojas de cálculo o pequeñas bases de datos.

¿Es posible elevar la gestión del mantenimiento a un plano superior? ¿Puede ayudar un software GMAO a un departamento de mantenimiento más allá de la informatización de sus registros y calendarios?

En Quimel piensan que sí, y por eso han desarrollado su propio sistema GMAO, que se aleja de estas soluciones tradicionales, para enfocar el asunto desde una nueva perspectiva: la del personal de mantenimiento.

Gracias a su experiencia en la industria, décadas dedicadas a la automatización de todo tipo de procesos, conocen bien los desafíos y problemas a los que se enfrentan a diario los departamentos de mantenimiento. Y, pensando en ellos, han desarrollado una solución que no sólo servirá para llevar buenos registros, sino que será un ayudante en el día a día, que facilitará la detección de averías y reducirá los tiempos de intervención. ¿Cómo es esto posible?

Repasemos algunas de las características de QMAX, el software de Quimel para la gestión del mantenimiento:

  • Creación de una base de datos detallada con todos los componentes de la máquina.
  • Uso de las comunicaciones para poder extraer del PLC las alarmas y los avisos.
  • Enlace de las alarmas con los componentes que pueden estar implicados en ellas.
  • Información visual para facilitar la localización de cada componente en campo.
  • Visualización en el sistema de los esquemas de la máquina, y enlace de cada componente con las páginas en las que se utiliza.
  • Visualización en el sistema de las hojas de datos, documentos de características y manuales de funcionamiento de cada componente.
  • Acceso al sistema desde cualquier dispositivo con navegador web HTML conectado en la red local.
  • Envío de mensajes desde el mismo sistema hacia los operarios de mantenimiento, para agilizar la comunicación con producción.

Además de estas características únicas, nuestro sistema también cuenta con:

  • Calendario de planificación de operaciones de mantenimiento, que permite definir al detalle las operaciones que se realizarán y los componentes que se verán afectados, de forma muy rápida.
  • Registro de operaciones de mantenimiento, tanto de las operaciones asociadas a eventos del calendario de mantenimiento preventivo como de los correctivos no planificados, de forma muy sencilla, y pudiéndose hacer a pie de máquina por el operario que realizó la intervención.
  • Visualización rápida e intuitiva de las operaciones de mantenimiento previstas para cada día, semana, mes…
  • Mantenimiento del almacén de repuestos, en el que se asocian los componentes de cada máquina a las referencias del suministrador del repuesto. De esta forma se puede saber al instante cuantos repuestos están disponibles y para qué componentes es válido cada repuesto.
  • Informes variados, que permitirán al departamento de mantenimiento cruzar la información de manera útil, por ejemplo, para saber cuáles son las averías más frecuentes, los componentes en los que hay que intervenir más a menudo, las alarmas que más a menudo detienen la producción o las operaciones de mantenimiento que se han realizado en un período de tiempo.

 

 

 

 

 

 

 

¿Por qué escoger QMAX como su solución GMAO?

Además de sus características únicas, que ya hemos mencionado, y de la experiencia de Quimel en el campo de la automatización industrial, hay un factor más a tener en consideración: mientras que muchas de las soluciones GMAO disponibles en el mercado son, en realidad, el mismo software con diferentes marcas, QMAX es un desarrollo totalmente nuevo que ha sido desarrollado íntegramente por los ingenieros de Quimel.

Esta no es una diferencia menor, pues a la hora de recibir asistencia o formación, o cuando se necesitan modificaciones especiales, es cuando un sistema de verdad demuestra su capacidad de adaptarse al cliente que confió en él. Y, al ser un desarrollo propio, no hay que esperar a que una gran empresa desarrolladora incluya estas propuestas en su planificación… o que las rechace directamente. En poco tiempo Quimel puede responder a sus solicitudes, e implementar cambios específicos para cada uno de sus clientes.

En un mercado que empieza a saturarse, se agradece disponer de soluciones que marquen la diferencia, que se atrevan a dar un paso más allá, para lograr que el sistema se adapte al cliente, y no que tenga que ser el cliente el que se adapte al sistema. QMAX es esa solución, pensada por y para la industria 4.0.