Top

¿Qué actividades del sector metal se ven más afectadas por las condiciones ambientales?

Las condiciones ambientales en las que se llevan a cabo las diversas actividades que engloba el Sector Metal van a venir condicionadas principalmente por la propia actividad laboral y/o por los locales o espacios en los que están situados los lugares de trabajo. Además, se deben tener cuenta aquellos trabajos que han de realizarse inevitablemente a la intemperie, tales como el montaje de instalaciones de telecomunicaciones, montaje de estructuras metálicas, mantenimiento de instalaciones eléctricas, etc., en los que las condiciones climatológicas tendrán una influencia notable sobre las condiciones ambientales.

Salvo en condiciones extremas por altas o bajas temperaturas, la sensación de confort térmico que pueda manifestar un trabajador en relación con el ambiente de trabajo que le rodea va a presentar una componente de percepción personal muy significativa, existiendo incluso discrepancias entre las sensaciones de unos y otros trabajadores.

¿Cuándo puede considerarse que existe confort térmico?

Aunque se trate de una manifestación subjetiva, podrá considerarse que existe confort térmico cuando las condiciones de temperatura, humedad y velocidad del aire sean adecuadas a las características de la actividad desarrollada, y por tanto los trabajadores no experimenten una sensación de calor ni de frío.

Aunque las condiciones ambientales de los lugares de trabajo deben ser consideradas y evaluadas en todo tipo de empresas, dentro del Sector Metal merecen especial atención los siguientes tipos de actividades:

  • Trabajos en cabinas de pintura. Generalmente las condiciones de temperatura y humedad dentro de estas instalaciones vienen impuestas por el propio proceso productivo
  • Fusión y afino de metales. La finalidad de este tipo de procesos es calentar metal en un horno a una
    temperatura lo suficientemente elevada como para transformarlo completamente al estado líquido, para su posterior vertido en un molde.
  • Metalurgia del zinc y aluminio. La obtención del zinc o del aluminio implica una serie de etapas en las que
    se alcanzan temperaturas muy elevadas, tales como la calcinación, llevada a cabo en torno a los 1000°C, o la lixiviación, en la que para el caso del aluminio se alcanzan temperaturas del orden de 160°C.
  • Trabajos con una fuerte actividad física. La manipulación manual de cargas pesadas, la realización de movimientos repetitivos y/o los desplazamientos frecuentes durante la jornada de trabajo, implican una actividad física importante que puede exponer a los trabajadores a cargas de calor excesivas.
  • Trabajos en exteriores y/o con tiempo caluroso. Las actividades de montaje y mantenimiento de
    estructuras metálicas, instalaciones de energías renovables, aislamientos industriales, instalaciones de telecomunicaciones, etc., son ejemplos de algunas de las actividades del Sector Metal que implican el desarrollo de trabajos a la intemperie.
  • Trabajos de soldadura y oxicorte. Implican la presencia de fuentes de calor radiante que, junto a la relativa proximidad del trabajador a la zona de trabajo, intensifica la magnitud de la temperatura a la que puede estar expuesto.

En muchos de estos trabajos anteriormente enumerados se debe tener en cuenta además la necesidad de
emplear Equipos de Protección Individual, que pueden incrementar significativamente el disconfort térmico del trabajador que deba portarlos.