Top

Reclame impagos e inclumplimientos contractuales

La morosidad es uno de los grandes problemas de las empresas españolas, por ello, si su empresa sufre facturas impagadas o contratos incumplidos es el momento de hacer una reclamación formal de la deuda y exigir el pago o cumplimiento.

Tener morosos (deudores que se retrasan en el pago) en su negocio, es algo que puede afectar gravemente a su economía, ya que el retraso en el cobro puede impedir que cumpla con sus obligaciones por falta de liquidez.

La dimensión empresarial es uno de los factores determinantes que influye decisivamente en los periodos medios de pago de las empresas y, por tanto, en el número de impagos.

De esta manera, a medida que aumenta el tamaño empresarial del deudor, los retrasos observados crecen, entre otras razones, por el mayor poder de negociación que suelen disfrutar en las relaciones comerciales lo que provoca un desagravio para la financiación de las empresas de menor tamaño que, por lo general, suelen soportar periodos de cobro más dilatados y de pago más reducidos.

Así, las microempresas pagan sus facturas con 7 días de antelación respecto de las medianas empresas, que superan en más de 25 días el plazo legal.

Piense que lo principal, y para que no siga soportando más daños y perjuicios, es que consiga que la otra parte cumpla con sus obligaciones.

Si ha firmado un contrato, y la otra persona o empresa no ha cumplido con su obligación, debe hacer una reclamación por incumplimiento de contrato y enviarla por burofax, para pedir que se cumpla el mismo. Por ello, le recomendamos que deje tal reclamación en manos de profesionales.

 ¿QUÉ PROPONEMOS?

Desde el Dpto. Fiscal – Mercantil de AECIM ponemos a su disposición el “Servicio de reclamación extrajudicial y judicial de deudas e incumplimientos contractuales”.

El Departamento tiene una amplia experiencia, así como un gran porcentaje de éxitos, en materia de impagos documentados en letras de cambio, pagarés y cheques, o facturas y recibos, así como en gestión integral de créditos, incumplimiento y resolución de contratos, renovaciones de deuda, procedimientos de liquidación y otras posibilidades de cancelación de deudas, tanto en vía amistosa como contenciosa.

Si desea más información, puede contactar con nosotros de la manera habitual.