Top

Riesgos de la formación de atmósferas explosivas

El objetivo de esta campaña prevista en el V Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales de la Comunidad de Madrid es analizar el cumplimiento del Real Decreto 681/2003, para lo cual se utiliza un cuestionario que permite analizar los siguientes aspectos:

  • Condiciones del centro de trabajo y proceso de fabricación y sus interacciones
  • Identificación y descripción de las instalaciones y equipos de trabajo
  • Identificación de sustancias líquidas que produzcan vapores inflamables
  • Probabilidad y duración de formación de atmósferas explosivas
  • Posible presencia y activación de focos de ignición

Estos riesgos pueden clasificarse por:

Gases, vapores y nieblas

  • Zona 0: presencia permanente o durante largos periodos de tiempo
  • Zona 1: susceptible de formarse en condiciones normales de trabajo
  • Zona 2: presencia poco probable de riesgos y por cortos periodos

Polvos

  • Zona 20: aquella en la que hay o puede haber polvo combustible durante las operaciones normales de funcionamiento, puesta en marcha o limpieza, en cantidad suficiente para producir una atmósfera explosiva
  • Zona 21: en estos casos la nube o capa de polvo es susceptible de formarse en condiciones normales de trabajo
  • Zona 22: presencia poco probable y por cortos periodos

¿Cuáles son las principales recomendaciones a seguir para evitar estos riesgos?

Se insta a señalizar la zona y el equipo acorde a su clasificación, así como capacitar al personal sobre los riesgos y la probabilidad de ATEX que existe en las áreas.

Es igualmente aconsejable usar herramientas adecuadas a la zona para evitar la producción de chispas, desarrollar protocolos de actuación en caso de emergencia y poner en marcha un plan de acción establecido en la empresa.