Top

Schneider Electric analiza las tendencias globales de sostenibilidad desde la digitalización

Schneider Electric ha presentado el informe “Living in a World of Data”, donde revela las principales tendencias en sostenibilidad que están modificando el panorama actual de los negocios y cómo la tecnología permite a las organizaciones establecer objetivos ambiciosos  y tomar decisiones fundamentadas para impulsar al máximo el impacto a nivel mundial y la rentabilidad.

En este sentido identifica cuatro ‘megatendencias’:

  1. La creciente necesidad de desvincular el crecimiento económico de los impactos ambientales, para facilitar una
    optimización de recursos sostenible y reducir las amenazas a la continuidad del negocio a lo largo del tiempo.
  2. La evolución de los requisitos de divulgación, incluyendo el desarrollo de métricas y mecanismos para elaborar
    informes para mejorar la evaluación de la eficacia de las iniciativas e impulsar el crecimiento del negocio.
  3. La presión social y la importancia del compromiso del cliente para realizar cambios en el comportamiento de los consumidores, especialmente dirigidos a la adopción de bienes y servicios creados a partir del concepto de
    circularidad que, a su vez, nutre una relación de por vida entre las empresas y los consumidores e impulsa la obtención de beneficios sostenibles.
  4. La digitalización, la descentralización, la descarbonización y la electrificación (las 3 D + E), que están cambiando la manera de realizar negocios, y la solicitud de adquisición y análisis de datos que permite la toma de decisiones basada en información

Las cuatro megatendencias descritas ofrecen a las empresas la oportunidad de emplear los avances tecnológicos en
curso —en concreto la digitalización— en cuatro áreas directamente vinculadas con el rendimiento de la sostenibilidad:

  • Uso más eficiente de los recursos y el correspondiente impacto positivo en P&L: A medida que los sistemas más antiguos se actualizan o renuevan y se instalan sistemas más inteligentes, los clientes ahorran dinero gracias al incremento de la eficiencia operativa, la mejora en la digitalización y la recolección de datos, junto a la reducción de las pérdidas en los procesos de fabricación y la cadena de suministro.
  • Mejora del retorno de los equipos y de la resiliencia de la empresa mediante el aumento de la circularidad: A medida que se instalan nuevos sistemas más sostenibles —ya sean actualizaciones, sustituciones o nuevos sistemas— los clientes participan en los beneficios de asumir una responsabilidad a largo plazo sobre esos equipos mediante una mayor participación en la economía circular.
  • Mejora de la salud y la seguridad: Los fabricantes diseñan todos los nuevos productos para cumplir los requisitos más estrictos de salud y seguridad por norma. Pero los fabricantes
    inteligentes le dan la vuelta continuamente a la carga normativa y la convierten en un catalizador para el cambio. Mediante la implantación de tecnología en las líneas de productos existentes
    para mejorar la sostenibilidad de los productos, las empresas protegen la vida y la salud de las personas y obtienen un potente diferenciador para el marketing.
  • Mitigación de riesgos e incremento del nivel de confianza de las personas: A lo largo del tiempo, todas las empresas se forjan una reputación. Los clientes valoran la transparencia de los procesos empresariales y la optimización de la gestión de los equipos y de la sostenibilidad de la cadena de suministro.

Para Schneider Electric «las tendencias hacia la desvinculación entre el crecimiento económico y la presión ambiental, la evolución de los requisitos de divulgación, el compromiso del consumidor, los grandes cambios y la descentralización ofrecen a las empresas excelentes oportunidades para aumentar el rendimiento económico, social y ambiental». En este sentido, el documento concluye que aquellas empresas que dudan en invertir en la sostenibilidad mediante la tecnología «se arriesgan a quedar atrás como organizaciones líderes».

 

Informe completo