Top

Soldadura en electrónica: ¿Cómo evitar los humos tóxicos?

En el sector de la electrónica el proceso de soldadura más utilizado para lograr asegurar una correcta transmisión de corriente en el circuito es aquel que utiliza el estaño o aleaciones de éste como material de aporte. Gracias a la soldadura de estaño se pueden lograr uniones de duración prolongada incluso definitiva, soportando de manera perfecta golpes y vibraciones.

En qué consiste la soldadura en electrónica
En concreto, la soldadura de estaño se clasifica dentro de las soldaduras de tipo blandas; es decir, aquellas que funden a menos de 450ºC. Aquellas soldaduras de tipo ‘fuertes’ son aquellas que, por el contrario, funden a más de esa temperatura, como la soldadura oxiacetilénica.

Para llevar a cabo este tipo de trabajos de soldadura en electrónica es común la utilización de pequeños soldadores, los llamados “lapiceros”, que garantizan un buen resultado en multitud de aplicaciones diferentes ya sea el cableado de equipos o la construcción de circuitos impresos.

Cómo aspirar los humos de soldadura en electrónica
El proceso de soldadura en electrónica conlleva la generación de humos de soldadura, humos visibles y no visibles (los gases) que pueden resultar gravemente perjudiciales para la salud de los operarios. Al contrario de lo que se pueda pensar, los humos de soldadura no cuentan en su
composición con materiales pesados como el plomo, ya que el trabajo con este tipo de metales requeriría operar bajo altísimas temperaturas.

Los humos de soldadura se componen de partículas muy pequeñas (0,01 mm). Son partículas que nuestra nariz es incapaz de retener y, por tanto, viajan hasta nuestros alveolos pulmonares provocando así afecciones de considerable gravedad.


Humos y gases emitidos en el proceso de soldadura en electrónica
Los humos de soldadura de estaño se producen en los procesos de soldadura de fabricación o reparación de componentes electrónicos (por ola, ola selectiva, hornos de reflujo, por puntos…).
Algunos de los gases producidos más habitualmente por la soldadura electrónica, son:
• Ácidos primarios.
• Ácido abiético.
• Monóxido de carbono.
• Ácido hidroclorhídrico.
• Alheídos alifáticos.
• Compuestos orgánicos volátiles.

Aspiración y filtración de humos de soldadura en electrónica, con Barin
En Barin, empresa asociada de AECIM, tienen un objetivo: capturar los gases perjudiciales generados en el proceso de soldadura de estaño antes de que lleguen a las vías respiratorias del operario.

Para una correcta aspiración de humos de soldadura en electrónica, en Barin disponen de soluciones de diferente naturaleza, pero todas ellas destinadas a captar el humo desde el origen. La tendencia del sector de la soldadura es la implementación de sistemas de aspiración y extracción de humos en la propia máquina soldadora, sistemas de extracción individual, o bien dobles, fácilmente instalables. En Barin disponen de:
• Brazos de aspiración articulados posicionables.
• Aspiración integrada en el lápiz soldador.
• Equipos de aspiración y filtración portátiles.
• Instalaciones estacionarias centralizadas.
• Cabinas de trabajo con aspiración.