Top

Termiser analiza las claves de la estabilidad en andamios y trabajos en altura

Cuando trabajamos en altura debemos hacerlo en un espacio seguro, libre de peligros, por eso es fundamental el concepto de estabilidad en andamios, una condición que toda estructura auxiliar debe cumplir.

Es la estabilidad lo que nos permite evitar riesgos cuando estamos trabajando en altura. Al contrario, si el andamio en el que trabajamos no es estable, los movimientos y vibraciones pueden provocar caída de objetos, incluso la caída de personas al vacío. 

Esta semana analizamos la necesidad de estabilidad en andamios y cómo conseguimos estabilizar un andamio desde las primeras fases de montaje.

Estabilidad de andamios desde su base

Cuando analizamos la estabilidad de una estructura debemos partir de la base. Un andamio correctamente asentado, cuya base esté bien construida, va a evitar vibraciones que, desde la parte baja, lleguen a la parte alta de la estructura. 

El plan de montaje de un andamio, obligatorio en la mayoría de los casos, indica cómo debe instalarse la parte sobre la que se asienta la estructura, es importante seguir estas indicaciones, con el objetivo de asegurar la base. 

Tanto los apoyos como el ensamblaje de los módulos de base serán fundamentales para garantizar la estabilidad en andamios.

El montaje modular para la estabilidad de un andamio

La estabilidad también depende del montaje de los módulos que integran el andamio. La construcción modular nos ha permitido generar estructuras de gran altura, evitando movimientos en las zonas más altas, debido a que los módulos reducen las zonas débiles, afianzando la estructura completa del andamio.

El objetivo principal de los módulos es generar una estructura segura, reduciendo las zonas de unión, de esta manera el andamio es mucho más estable, y por lo tanto, seguro.

La seguridad en las zonas más altas

Cuando hablamos de estabilidad en andamios, debemos incidir en las zonas superiores para asegurar que, de forma efectiva, el andamio va a estar consolidado.

Cualquier pequeña vibración sobre la base, va a multiplicar su efecto sobre la zona alta del andamio, de hecho, a mayor altura tenga la estructura, mayor va a ser el movimiento percibido, por eso es fundamental que toda la estructura esté correctamente fijada.

Elementos como los estabilizadores de fachada permiten que, en el caso de estructuras de una altura excepcional, la zona alta no se mueva.

En cualquier caso, es importante trabajar con andamios de calidad, con módulos seguros y estables, advierten desde Termiser , empresa asociada a AECIM.