Arriba

Zardoya Otis incrementa el reparto de dividendo gracias a los buenos resultados de 2020

Zardoya Otis ha consolidado en 2020 su sólida trayectoria y ha cerrado el ejercicio con unos excelentes resultados económicos. La compañía ha logrado mantener el beneficio en un año especialmente difícil: 140,4 millones de euros, una cifra casi idéntica a la de 2019, gracias a unas ventas que superaron los 786 millones de euros.

Estos datos acreditan la rentabilidad del grupo y permiten mantener sus planes de expansión e inversión en los territorios donde opera. De hecho, el Consejo de Administración ha aprobado la distribución de un dividendo a cuenta del ejercicio 2021 de 0,07 euros por acción, que se abonará el 9 de abril, hasta un máximo de 32,93 millones de euros. Supone el tercer trimestre consecutivo en que la Sociedad incrementa el dividendo pagado por acción, pasando de 0,065 euros   a 0,070 euros, lo que acredita la rentabilidad de la compañía pese a la actual coyuntura   económica.

En paralelo, Zardoya Otis prevé poner en marcha   antes de final de año una nueva fábrica en España, una relevante decisión estratégica que pone de manifiesto la apuesta por la inversión y la confianza en nuestro país, la innovación de los procesos y el mantenimiento de la producción y el empleo.

La nueva planta se abrirá en San Sebastián y sustituirá a la histórica factoría de la capital donostiarra. De esta fábrica saldrán los motores que Otis instalará en sus ascensores en todo el mundo, lo que convierte a Zardoya Otis y a su actividad en España en pieza decisiva en el negocio del grupo a nivel internacional. Esta circunstancia permitirá consolidar el volumen de exportaciones, que en 2020 alcanzaron los 164 millones de euros, lo que supone cerca del 21% de las ventas totales de la compañía en España.